lunes, 17 de julio de 2017

Ocurrió en un taxi

Taxi circulando por Jerez / Imagen: TeleTaxi Jerez

Reconozco que no soy muy dado a utilizar el taxi. Por ningún motivo en especial. En su momento, caminaba para ir a los sitios. Me ayudaba a estar en forma. Cuando era inevitable, el autobús urbano era un buen aliado, por una cuestión puramente económica si se tiene en cuenta que era en mi etapa de adolescente. Hasta que llegaron el ciclomotor y luego el coche.

En un tiempo donde vas corriendo a todos sitios, el vehículo es indispensable, o eso nos han hecho creer. Hasta que éste, sufrido y entrado en años, un día te deja inesperadamente tirado. En el momento menos oportuno y en un lugar y unas circunstancias claramente mejorables. Entonces, recurres a esa alternativa que siempre estuvo ahí, el taxi.

Como medida de urgencia, ante un sol sofocante y capaz de derretir los polos, y cargado con una compra en ese momento inoportuna, por voluminosa, la llamada socorrida a Tele Taxi Jerez a eso de las cinco de la tarde y con el termómetro rondando los 40 grados aproximadamente fue como ver un oasis en la mitad del desierto.

En un trayecto de apenas seis minutos, me dio para comprobar que el Centro Comercial Jerez Norte aún sigue apareciendo en los localizadores como Pryca, firma que desapareció y dejó el lugar hace ya muchos años, los suficientes para demostrar que nos vamos haciendo mayores. Dio para eso y para comprobar que hay quien viaja en patines sobre ruedas de manera inconsciente, por la calzada y sin respetar una señal de Stop, circunstancia que casi acaba con la chica en el hospital y causando un problema al taxista, que a pesar de ir a una velocidad adecuada no hubiese podido hacer nada por evitar el accidente si todo hubiese ocurrido con unas milésimas de segundo de diferencia.

La cosa es que entre el calor sofocante y el haber solicitado un ticket de la carrera, hubo una confusión con el cambio. Así, un viaje de 5,50 euros, acabó costándome 10,50 euros, de no haber sido por la honradez y profesionalidad del taxista. Bastó una llamada para comunicar la incidencia y el taxi con licencia 61 de Jerez corroboró lo ocurrido.

En los tiempos actuales, esos gestos son de agradecer, y no he encontrado mejor manera de compensar su gesto que darlo a conocer públicamente. Sí, si alguna vez necesitan un taxi en Jerez, reclamen los servicios del coche con licencia 61. En los taxis ocurren miles de historias a diario, desde alumbramientos a conversaciones incluso inverosímiles. También se dan casos propios de gente honrada, algo que, no tengo dudas, abunda en un sector a veces muy maltratado. ¡Gracias!

viernes, 7 de julio de 2017

13 años son muchos

Imagen promocional de www.diariobahiadecadiz.com. 

Dice el tango que 20 años no es nada. Es cierto, porque la vida es un suspiro, un soplo. Pero hablando de periodismo y de un medio de comunicación que no pertenece a un gran grupo empresarial, 13 años son muchos. Toda una vida.

Imagino que si el inimitable Ángel Nieto decidiese felicitar a Diario Bahía de Cádiz por su cumpleaños lo haría sin duda recurriendo a su famoso 12+1. En definitiva, sean 12+1, 1+12 o directamente 13, lo importante es lo importante. Ya se sabe que el orden de los factores no altera el producto. Por cierto, cuando escribo esto, no es ni martes ni viernes 13, porque ya se sabe que este número tiene generalmente asociada la mala suerte por aquellas personas supersticiosas.

Pero el 13 dicen que también es un número mágico para ciertas culturas. Como imagino que así lo será para el alma de este medio de comunicación, Dany Rodway, un periodista que un día soñó ser dueño de su trabajo, hacer a su manera. Un joven (porque todavía lo es) al que tuve el honor de conocer en una época (la vida universitaria) y un escenario (un piso de estudiantes) donde los sueños son metas que parecen alcanzables. Entonces su sueño se fundamentaba en un proyecto visionario, que se adelantó a la transformación y a la crisis que más tarde azotó al periodismo. Él se encargó de demostrar que los sueños, a veces, se cumplen.

Cuando www.diariobahiadecadiz.com no era más que una idea, parecía una locura. Y, de hecho, puede que incluso aún hoy día se lo parezca al propio Dany Rodway, porque el sector está tan mal que es muy complicado tachar días en el calendario viendo que el periodismo muchas veces (por no decir casi siempre) no da para vivir dignamente, entendiéndose la dignidad laboral como ganar un suelo lo suficientemente aceptable como para poder pagar facturas y darse algún capricho de vez en cuando con los amigos y la familia. Sí, porque la conciliación laboral y familiar es otra guerra perdida para los periodistas.


En fin, hoy quiero felicitar al amigo y colega por seguir en la lucha, con más o menos acierto, con días mejores y peores, pero siempre demostrando que pertenece a esa casta de cobardes con especial valentía para decir sin tapujos lo que piensa. Es lo que tiene tener su propio medio de comunicación, es lo que tiene no depender de nada ni de nadie, aunque ello conlleve que a veces te den ganas de pivotar y mirar hacia otro lado. Es lo que tiene ser un obrero del periodismo, un pobre pero digno periodista. ¡Felicidades y enhorabuena, compañero! 

domingo, 14 de mayo de 2017

Lola Flores

Camiseta de Lola Flawless de la marca jerezana Cirope de Freza
Nacida en Jerez un 21 de enero de 1923, María Dolores labró una carrera profesional envidiable. Llegó tan lejos que marcó una época y se hizo inmortal. Tanto que a pesar de que nos dejó el 16 de mayo de 1995, su legado aún perdura y su figura está muy presente.

María Dolores Flores Ruiz no fue conocida ni reconocida por María Dolores, porque la que se convirtió en un mito en vida y tras su muerte fue Lola Flores, también llamada con el sobrenombre de La Faraona.

Jerezana de nacimiento, la ciudad estaba en deuda con ella, porque Lola exportó arte, carisma y saber hacer. Fue una embajadora de esta tierra. Su labor fue impagable, a pesar de las circunstancias y de que el saber popular alerta de que nadie es profeta en su tierra. Pero Lola era diferente, se hacía querer, hasta el punto de tener que gritar aquello de "si me queréis, irse" el día de la boda de Lolita, su hija mayor. ¿Cuánto costaría hoy la promoción que ella hizo por todo el mundo a través de su marca? Su papel como influencer conllevaría tener que pagar muchos ceros para poder disponer de su imagen hoy en día. Muchas firmas se preguntarían eso de cómo me la maravillaría yo para contar con ella.  

Como decía, Jerez le debía un homenaje, porque hasta ahora sólo le había levantado una escultura en el barrio de San Miguel, y puesto su nombre a una avenida y a una calle del Parque González Hontoria. Pero ahora, por fin, llegan buenas noticias. Y no porque este año la Feria del Caballo esté dedicada a su figura, sino porque finalmente parece que llegará su museo, del que se lleva años hablando sin que nunca se haya materializado.

No obstante, habrá que esperar para ver cómo se desarrolla, porque, según se ha dado a conocer, Lola Flores tendrá un espacio dentro del Museo del Flamenco de Andalucía. Esperemos que no tenga el mismo final que la Ciudad del Flamenco, un proyecto que iba a convertir Jerez y su entorno en un lugar de peregrinación, pero que al final fue un costosísimo fiasco.

Así pues, mientras confiamos en que Lola Flores y Jerez sellen su amor eterno --habría que destacar la disposición de la familia Flores--, únicamente nos quedará disfrutar de la defensa que hacen de su figura marcas jerezanas como, por ejemplo, Cirope de Freza, donde La Faraona, rebautizada como Lola Flawless, es todo un icono. Bueno, y también de la Feria del Caballo, la feria de Jerez, la feria de Lola Flores. Así que ya sabes, "si me queréis, venirse" a Jerez, que diría Lola.

¿Te interesa este blog? Sígueme por correo electrónico