lunes, 30 de mayo de 2011

La epidemia de todos los años

Todos los años pasa lo mismo. Cuando no es la gripe A, aparece la gripe aviar, el virus del Nilo... Ahora resulta que los pepinos están contaminados. Los pepinos españoles, para ser más concretos. Lo dicen en Alemania. Y los alemanes tienen tanta credibilidad que algunos países ya han cerrado sus fronteras a los productos españoles. Por si fuera poco, además de españoles son de Andalucía. El problema no es para tomárselo a broma, porque hay más de una decena de fallecidos y los enfermos superan el millar. Lo que está claro es que como cada año salta la epidemia-contagio de turno para crear una alarma con importantes consecuencias económicas. Porque se pierde -y hay quien gana- dinero y se mancha la imagen de mucha gente. En otros casos, luego ha resultado que el asunto no era para tanto, como en el caso de la gripe A, que tenía una tasa de mortalidad inferior a la gripe común. En fin, que mientras se espera que alguien aclare todo este asunto y salgan a la luz los resultados de las pruebas yo no puedo dejar de pensar que detrás de todo esto hay alguien que seguro que se está frotando las manos.

¿Te interesa este blog? Sígueme por correo electrónico