miércoles, 25 de mayo de 2011

Las elecciones pasaron, la campaña no

Las urnas hablaron. Los votantes de Jerez, también. Porque a pesar de que la abstención sigue siendo mayor de lo deseado (39,36%), el hecho de no acudir a la cita supone igualmente decantarse por una opción. No gusta nada y no se vota. Totalmente respetable, aunque eso lleve a la contradicción de que quienes dicen que quieren cambiar las cosas desestimen los cauces democráticos que existen. Curioso.
En lo que a los resultados se refiere, el Partido Popular ha obtenido en Jerez una mayoría absoluta a mi juicio -y según el de muchos de sus militantes- inesperada. Los hechos son los hechos, y las caras de asombro que pude ver mientras cubría el acto así lo certifican. El partido de Mª José García-Pelayo pedía una oportunidad. Ahí la tiene. Ya no hay excusas. El examen ha comenzado y en cuatro años recibirá la calificación.
La aplastante victoria de los populares ha dejado a los pies de los caballos a la candidata socialista y ahora alcaldesa en funciones, Pilar Sánchez. Si ya tenía enemigos siendo "caballo ganador", en las derrotas estos toman fuerza y hasta se multiplican. "Soberbia", "prepotencia" y "división interna" son algunos de los términos utilizados por quienes han hecho autocrítica en el PSOE. Las heridas siguen abiertas. Y eso es malo para la formación y para la ciudad. Es justo lo que les ha arrebatado la Alcaldía.
¡Qué decir de la vuelta 'triunfal' de Pedro Pacheco! Los cuatro concejales que ha conseguido son suyos, no de Foro Ciudadano. Quien no vea eso no tiene los pies en la tierra. Únicamente basta con mirar al PSA, donde pese al gran trabajo hecho con escasos recursos se han quedado sin representación. Pacheco ha llegado dispuesto a dar guerra en el Ayuntamiento y Diputación. Ahora toca esperar si ha cargado bien las pilas durante su etapa de reflexión. Titulares ya ha comenzado a dar, pero él sabe que la ciudad pide mucho más... pues si no fuese así seguiría siendo alcalde.
La sorpresa 'esperada' -si se permite la expresión- ha llegado de la mano de Izquierda Unida. Joaquín del Valle ha conseguido lo que quizás tuvo que lograr ya en 2007 si se atiende al trabajo realizado durante los mandatos. Ya no cabalgará solo en los Plenos locales, por lo que ahora se mirará con lupa el trabajo de su partido. Recibirá más críticas. En mi modesta opinión, el gran reto de IU es aprender a comunicar todo aquello que hacen.
Una mención a todos aquellos partidos que se presentaron y no han obtenido representación. El PSA-PA de Santiago Casal se quedó a menos de un punto porcentual del 5% que marca la Ley D'hont. Algo más lejos se situó UPyD, con Martín de la Herrán. Ambos concurrían por primera vez, y ya han dicho que seguirán trabajando pese a no tener voz en la Corporación municipal, en la que ha estado, a través del pacto en los comicios de 2007 con el PSA, Antonio Conde, de Iniciativa Progresista Jerezana. A buen seguro que se ha llevado una gran decepción, pues ha sido superado incluso por Unión Rural Jerezana (URJ). El cartel lo completan Bases de Unión Xerezanas (BUX), Barqueños Unidos y el Partido Comunista de los Pueblos de España.
Por cierto, más allá de los resultados, algo llamativo es que no ha transcurrido ni una semana desde la jornada electoral y la campaña ya ha comenzado. Pacheco ya ha dicho que no concederá los 100 días de gracia al Gobierno del PP. Prepárense, porque vienen curvas. O eso dicen...

¿Te interesa este blog? Sígueme por correo electrónico