martes, 23 de agosto de 2011

You'll never walk alone

Caminando solo por el centro. Autor: Carlos Alberto Cabrera

Un día se convirtió en un Dios. Sentó cátedra, y muchos le siguieron como si fuese el Mesías. Casi cinco lustros en el poder dieron para mucho, para tener admiradores y para comenzar a generar odio en sus detractores. Llegado el tiempo se fue, dando un portazo a quienes mantuvieron su confianza en él. Se retiró a reflexionar, dijo casi cada día durante unos años. Hasta que decidió que había llegado el día de retornar e intentar recuperar el poder perdido. La jugada le salió mal, al menos a medias, porque bien es cierto que consiguió librarse de una contrincante por la que siente animadversión. Y ahora sigue ahí, apareciendo de manera estelar de vez en cuando, con grandes titulares y un discurso que sigue llamando la atención para bien y para mal. Eso sí, aquellos que le susurraban al oído eso de 'nunca caminarás solo' parece que ya no están, porque se le suele ver en solitario caminando por las calles de un Jerez que alguna vez sintió como suyo. Y es que el You´ll never walk alone está hecho para el Liverpool. Eso es algo que olvidó un aficionado al fútbol como él...

¿Te interesa este blog? Sígueme por correo electrónico