lunes, 19 de marzo de 2012

Papá

Faltan escasos días para el 25-M, una fecha importante para Andalucía. Sin embargo, hoy me gustaría escribir sobre el 19-M. Fecha señalada donde las haya en casa, por eso de que los padres celebran en esta jornada su onomástica, la de este año tiene un carácter especial. En esta ocasión, mi padre (¡Felicidades!) no celebra además en solitario precisamente eso, el ser padre. Esta vez, quien escribe se suma a la cita.

Es por eso una jornada especial. Y no porque las circunstancias hayan hecho que hoy coincida en Cádiz con SSMM los Reyes de España, llegados hasta la tierra del paro para conmemorar el Bicentenario de 'La Pepa', la Constitución de 1812. Ni mucho menos. Y tampoco porque hoy espere que alguna gran superficie se lucre a costa de algo tan especial.

Hoy es un día importante porque se hace visible-aunque para mí lo es todos los días- la existencia de un acontecimiento que nadie tendría que elegir descartar. Porque si bien puedo ponerme en la piel de quien no tiene la ocasión de vivir la paternidad por cuestiones de la vida, no puedo hacerlo en la de quien lo hace por elección propia. Y es que no saben cuántas cosas se pierden... Una sonrisa, unos brazos que reclaman tu atención, esa respiración profunda cuando espera ser derrotado por el sueño mientras se acurruca en tu pecho... ¡Y todavía no ha llegado el momento en el que pronuncies la palabra papá! Por eso, y porque con tu sola presencia eres capaz de alegrar mis mañanas y conseguir que deje atrás cualquier problema cuando llego a casa... Gracias por existir.

¿Te interesa este blog? Sígueme por correo electrónico