lunes, 19 de noviembre de 2012

Si alguna vez soy alguien

Si alguna vez llego a ser 'alguien' y pierdo la perspectiva, por favor, devuélveme a la realidad. No dudes en hacer lo necesario para que éste que escribe vuelva a tener los pies en la tierra.
Si en un futuro llego a tener un 'nombre' y se me suben los humos, por favor, haz lo que consideres oportuno para que sea de nuevo la persona que era en el anonimato.
Si en los días que están por venir me olvido de los amigos por un 'cargo', obviando sus peticiones de consejo o ayuda, no repares en echármelo en cara. De nada valdrá que ponga de excusa estar muy ocupado. Si alego falta de tiempo, recúerdame que a buen seguro es una manera para no dar la cara. Sobre todo si ni siquiera hago el intento por darle cuerda a esa retroalimentación tan necesaria y fluída en otros tiempos.
Si mañana gano más dinero del que un día pude imaginar, recuérdame que el éxito casi siempre tiene fecha de caducidad. Y que por mucho que crea que un puñado de euros pueda darme la felicidad, habré fracasado en la vida si por el camino voy dejando a personas que en algún momento de mi vida aportaron su granito de arena para hacerme ser lo que he sido, soy o seré.
Si por un casual mañana me convierto en esa persona en la que estoy pensando mientras esto escribo, tú tendrás parte de culpa, por no haberme ayudado a corregir el rumbo.

¿Te interesa este blog? Sígueme por correo electrónico