viernes, 26 de abril de 2013

El Periodismo: tu hobby, mi trabajo


Hoy vuelvo a escribir de Periodismo. Este oficio es para bien o para mal el que un día elegí. Lamentablemente, en la actualidad no corren buenos tiempos para los periodistas, y lo peor es que muchos de nosotros tenemos gran parte de culpa. El hecho de que sea una profesión con una gran cantidad de 'intrusos' no resta un ápice de responsabilidad a los que nos dedicamos al oficio de contar de una u otra manera la realidad, ya sea desde un periódico, la televisión, la radio, los medios digitales o un gabinete, por ejemplo.

Nosotros somos culpables de este deambular por el desierto en el que nos encontramos, porque lejos de intentar dignificar el Periodismo, contribuimos a empobrecerlo y permitimos que haya quien siga pisoteándolo. No puedo encontrar otros culpables en el hecho de que haya 'compañeros' que trabajan gratis por el simple hecho de que alguna que otra persona pueda llegar a reconocerlos un día por la calle o por no estar sin hacer nada, como he podido oir estos días. Así no vamos a ningún lado, y estamos haciendo el trabajo sucio a esos empresarios que se aprovechan de esta crisis-estafa para acumular retrasos en el pago de los salarios. Y eso en el mejor de los casos, pues cada vez está más extendida la práctica de dejar de pagar las nóminas a sus trabajadores. Muchos de estos empleados son periodistas. No podemos olvidar que el periodista es un oficio más, que no se trata de una afición, pese a que la vocación -esa maldita palabra que ciertos responsables usan para apretar las tuercas y ofrecer salarios y condiciones indignas- sea la culpable de que muchos estemos hoy metidos en este lío y no sentados en un bufete o en un quirófano.

No imagino a un albañil o a un médico levantando casas u operando a corazón abierto con el cartel de 'gratis total' bajo el brazo. Yo tengo claro que #gratisnotrabajo, y no lo hago pese a que casi a diario tengas ansias por contar historias, a pesar de que tengo un par de 'bombazos' en el cajón... Porque cuando mi ego me dice 'regala' tu trabajo a un medio para colgarte alguna medalla, mi razón recuerda los miles de despidos que tienen a un periodista como protagonista; los miles de colegas que cobran sueldos indignos o que trabajan bajo una categoría profesional que no les corresponde.

Ya está bien de que haya periodistas e intrusos que juegan a pasar el rato, porque el Periodismo no es ningún juego, aunque últimamente parezca cada vez más un juguete roto en manos de irresponsables que ni siquiera son capaces de dignificar una profesión tan fundamental para el buen funcionamiento de un país. Un oficio que además tiene que dar de comer a miles de profesionales y a sus familias, y que sin embargo para muchos no es más que un hobby con el que alimentar un afán de protagonismo desmedido e irresponsable.

Sueño con el día en el que el Periodismo sea una profesión digna, donde se pongan límites al intrusismo que tanto daño está haciendo al incomparable oficio de comunicar, donde el trabajo permita vivir sin temer a no llegar a final de mes; donde la democracia encuentre ese aliado que hace tiempo se perdió por el camino equivocado. Por eso, si lees esto te pido que dejes de maltratar al Periodismo y de paso a mi 'yo periodista'. Aunque ahora que lo pienso quizás no tengas tiempo para pararte a leer este alegato... a buen seguro estarás poniendo rostro, voz o juntando letras en este hobby con el que matas el tiempo y de paso asestas un golpe mortal a mi oficio. Por favor, déjanos en paz de una vez. El Periodismo: tu hobby, mi trabajo.

¿Te interesa este blog? Sígueme por correo electrónico