domingo, 15 de diciembre de 2013

El miedo

Imagen vista en una red social.
¿Qué es el miedo? Hay quien le tiene tanto miedo que ni siquiera se para a buscar una definición. Otras personas lo ven como una barrera. Otras, como una excusa.

La manida crisis de la que hablamos y oímos hablar un día sí o otro también tiene cosas positivas, por supuesto. No, no me refiero a los recortes en sanidad y educación. No, no es positivo que la ciencia no tenga el papel que se merece. Y sí, es negativo que exportemos capital humano a otros países después de haberlo formado por el hecho de que aquí hay que dar mil volteretas para -con suerte- vivir dignamente, y solo dignamente.

En toda moneda, además de la cruz, hay una cara. También la crisis la tiene. Y tiene que ver con el miedo. Sí, el que se tiene cuando pierdes tu empleo por primera vez y pasan los meses. Ese miedo que sueltas como un lastre cuando, con el tiempo, decides que ya está bien de amarrarte a un oficio, a tu profesión, por mucho que sea algo vocacional -cuánto han utilizado esto las empresas en detrimento de los periodistas-.

¿Qué es el miedo? Posiblemente nada más que un instrumento. El arma que en un momento dado algunos usan para maniatarte, para convertirte en un preso, en alguien que acaba resignándose y dándolo todo por perdido.

El miedo. ¿Qué es el miedo? Pues, a estas alturas, no sabría qué decir. A los periodistas nos han quitado tanto tanto que han acabado quitándonos el miedo. Al menos así ha sido conmigo.

¿Te interesa este blog? Sígueme por correo electrónico