lunes, 14 de abril de 2014

14 de abril

Un día descubres que todo cambia. Que hay otros caminos que recorrer, otras cosas a las que dedicar tu tiempo. Tu esfuerzo. En un momento dado, descubres que, a veces, tus miedos sólo son tal por la incertidumbre que rodea ciertas decisiones, ciertos anuncios. Hasta que te decides, las anuncias y te liberas. Te sientes sin ataduras. Libre.

Un día descubres que a la decisión tomada en un tiempo pasado le llegó la fecha de caducidad. Simplemente, miras a tu lado, y caes en la cuenta. Y corroboras lo pensado, que hay cosas en la vida que están por encima de todas las cosas.

Un día descubres que tus objetivos han cambiado. Y no es que tu 'yo' de hoy sea muy distinto al de ayer, sino que, simplemente, tus circunstancias son otras. Pese a que únicamente estén visibles para ti. A pesar de que puede que nadie alcance a ver aquello que tú crees tener delante de los ojos.

Un día descubres que tu vida está cambiando. Y ese día, perfectamente, puede haber llegado hoy. Sí, un 14 de abril.

¿Te interesa este blog? Sígueme por correo electrónico