viernes, 19 de enero de 2018

¿El fin del clickbait, la desinformación y la era de la posverdad?

Facebook marca el día a día de millones de personas.

Después de que el clickbait haya cambiado (desafortunadamente) la forma de hacer periodismo en muchos medios de comunicación, bien por no contar con periodistas o por haber intentado meterse en la batalla por la pasta, parece que ahora todo puede volver a cambiar. De momento, yo soy algo escéptico.

Aunque uno tiene dudas de que no sea más que una táctica lampedusiana, es decir, cambiar algo para que todo siga igual, lo cierto es que Facebook, el Rey Midas de internet junto a Google, ha hablado, por lo que hay que tomar nota.

Según leo en Expansión, el fundador de la famosa red social, Mark Zuckerberg, ha anunciado cambios en el algoritmo de Facebook, que pasará a dar prioridad a las publicaciones de personas del entorno, en detrimento de las empresas y anunciantes.

¿En qué afecta esto a los medios de comunicación y al periodismo? Pues es sencillo, pues de ser cierta la medida, aquellos que se han acostumbrado a cazar clics con titulares sensacionalistas y muchas veces incluso inexactos o falsos, con titulares que luego incluso nada tienen que ver con la noticia en sí, tendrán que cambiar de estrategia: tendrán que pasar por caja y dar dinero a Facebook o apostar por contenido de calidad para intentar posicionarse y alcanzar la visibilidad y la expansión deseadas.

Es decir, que gracias al poder que tiene en la actualidad sobre nuestro día a día Facebook, puede que el periodismo de verdad, el que se caracteriza por el rigor, el contrastar fuentes y la veracidad, vuelva a tener una oportunidad, pues parece que Zuckerberg ha recogido el guante y plantará cara a las fake news y a esa forma de hacer dinero a través de noticias inventadas que tanto han contribuido a la actual era de la desinformación y la posverdad. Insisto, aún tiene que convencerme de que no es más que un gesto de cara a la galería, ahora que está de actualidad, por ejemplo en la Unión Europea, el plantear acabar con el reinado del clickbait.

Pero ojo, que detrás del titular lanzado por el todopoderoso Facebook hay algo muy importante: al final, el dinero es lo que vale, pues la red social es un negocio que tiene en la publicidad una importante fuente de ingresos. Por ello, entiendo que la lucha contra ese mal que ha impregnado al periodismo puede que no se vaya del todo o que, al menos, no sea cosa de un día librarse de él. Como en casi todo, el tiempo será quien dicte sentencia.


Libros sobre la desinformación


¿Te interesa este blog? Sígueme por correo electrónico